Demasiados los moretones, muy pocos encantamientos.

Aprovechando la fecha FIFA, la Copa Argentina se puso al día. A Boca le alcanzó con poca nafta. El Gasolero le llenó el tanque al Bicho de Paternal y el Sarmiento chaqueño pegó el batacazo. Los rosarinos y platenses siguen; los tucumanos, cordobeses y santafesinos ya no. Cierran Independiente y River ante rivales conocidos de su pasado.

La Copa Argentina acontece bucólicamente con poco fútbol y muchos penales por los estadios suburbanos del país. Con el orden que caracteriza a la Asociación del Fútbol Argentino, se han jugado partidos de los octavos de final sin que se haya desarrollado por completo la fase anterior. Caprichos de los equipos grandes que deciden cuando y cómo juegan.

Un club especial este SuperBoca experto del fútbol actual. Pasó un viernes complicado porque San Martín de Tucumán, viejo partenaire de aquel lejano campeonato del Apertura 92, le cascoteó el rancho formoseño durante el primer tiempo. El equipo de Guillermo Barros Schelotto supo llevarselo en el complemento gracias a aquella solitaria vaca colombiana llamada Edwin Cardona y el penal ejecutado por Wanchope Ábila. El mediocampo, territorio del perro de presa Wilmar Barrios en el xeneize, fue dominio absoluto de los cirujas del Yagui Forestello que pagaron caro su ineficacia en el arco rival. Solo las manos activas de Esteban Andrada y el remate en el palo de Claudio Bieler mantuvieron el cero, que Boca tuvo cerca de romper con un remato de Darío Benedetto que dió en el travesaño. A los 30 minutos del complemento, el cafetero Cardona logró abrir el marcador gracias a una tardía reacción del arquero Ignacio Arce en un remate lejano y algo esquinado. Allí los tucumanos cayeron en la desesperación y con ello acontecieron más errores como el herradurazó de Adrián Arregui a Paolo Goltz que terminó en su expulsión y en en penal brusco de un ex como Matías Cahais que Wanchope culminó en el 2-0. Un paso a octavos con poco fútbol pero aprovechando las pocas que tuvo para el equipo de los mellizos al que los espera su alma mater Gimnasia de La Plata.

Otro que sufrió esa noche de viernes pero al final quedó en pie fue el San Lorenzo del Pampa Biaggio que sigue su camino a todo culor y penales dejando en el camino a Colón que perdió su invicto en estas definiciones. El Coloso Marcelo Bielsa de Rosario fue el escenario en el que el sabalero buscó noquear con el control de Alan Ruiz y Marcelo Estigarribia para luego golpear de contraataque en los extremos. El primer gol llegó con una proyección de Tomás Chancalay para el puenteo oportuno de Nicolás Leguizamón ante un sorprendido Navarro. San Lorenzo quedó groggy casi todo el partido y estuvo a punto de caer a la lona con el segundo piñazo. A los 19 llegó un tiro de esquina desde la izquierda y en el pie de Ruiz encontró la cabeza de Matías Fritzler en el primer palo rubo a la red. Un atisbo de reacción se vio en el azulgrana cuando Nicolás Reniero metió un cabezazo a media altura para el 1-2. En la media hora en un centro bombeado que cabeceó para arriba Erik Godoy. El arquero Leonardo Burián quedó descolocado y el principe Reniero selló el empate con su testa. Pudo haberlo ganado en los 90 el Ciclón con la media chilena de Nicolás Blandi que se estrelló el el palo pero hubo que esperar a los penales. Algunos goles y varios atajados por los goleros. Leguizamón mandó su pena máxima arriba del travesaño y Alexis Castro selló el pase a octavos para San Lorenzo.

Su próximo rival, Estudiantes de La Plata, también sufrió el partido y recién pudo llevarse el cheque en los penales. Mérito del underdog de Primera C Luján que cerca estuvo de la gloria pero terminó este finde en Devoto empatando a uno y volviendo a su realidad. Partido muy parejo en el corralón de Sarandí donde el León del Chino Benítez presionaba con sus titulares el arco lujanero donde tuvo dos chances claras en los intentos de Jonathan Schunke y Fernando Zuqui. Los hombres de la Virgen de Mariano Campodónico buscaban hacerse fuertes en el mediocampo, cerrar los espacios cuando perdían la pelota y llevar peligro desde el contragolpe a través de la movilidad y remate de Lucas Chambi. La diferencia de tres categorías solo se observó en los remates desde el punto penal donde Estudiantes no falló y logró sortear el bochorno.

Los dos equipos rosarinos jugaron en el sur bonaerense y usaron los penales para pasar de ronda ante rivales de Primera y aún pueden cruzarse en el cuadro. Central lo hizo en los 16vos para eliminar a Talleres en el Néstor Diaz Pérez. Ese jueves fue un bostezo interminable de 90 minutos por el pobre desempeño de la T y la Academia rosarigasina. En la verdad en los penales, Ledesma le tapó el tiro a Mauro Ortíz, los tiros no practicados del líder de la Superliga fueron infalibles y así los canallas pasaron.

A cinco días de la victoria de Atlético Tucumán ante Newell’s en la Superliga por 2-1, volvieron a encontrarse en el Berenguer por la Copa Argentina donde el equipo de Omar De Felippe tuvo su revancha desde los 12 pasos. El equipo de Ricardo Zielinski, jugó con 10 jugadores desde los 34′ del PT por la expulsión de Mathias Abero. Sin embargo eso no impidió en que ambos equipos tuvieron muchas llegas a los arcos en el tiempo reglamentario donde los arqueros Cristian Luchetti y Alan Aguerre fueron responsables de que el partido termine en cero. Los penales le dieron al segundo la chance de detener el remate a Ricardo Noir, romper la racha de cinco definiciones a favor del Decano, y continuar su camino a cuartos donde habrá clasico rosarino si Central pasa a Almagro.

Otro que se aseguró el pase a cuartos en su mejor actuación desde que participa en el torneo federal fue Temperley, de flojo desempeño en la B Nacional con dos derrotas al hilo. Sin embargo en la Copa Argentina se hizo fuerte en Cutral Co y le plantó pelea a Argentinos Juniors como desocupados ante las fuerzas del orden en los tumultuosos noventas. El equipo de Gastón Esmerado tuvo contundencia y oportunismo. Por eso, en la primera desatención de la última línea Bicho, y tras un centro de Federico Fattori, Leandro González definió por la espalda de Jonathan Sandoval y puso el 1-0. El Gasolero pudo liquidar la historia mucho antes, pero Lucas Wilchez no estuvo certero en las dos oportunidades que tuvo. Los de Alfredo Berti buscó desesperado el empate, donde se lució Matías Castro en el arco del Celeste. A los 25 minutos del segundo tiempo logró el 2-0 final mediante Lucas Delgado, que recibió de Tobias Reinhart y definió al ángulo para el 2-0 final. En el camino de cuartos esperará al ganador entre Estudiantes y San Lorenzo.

Finalmente, Sarmiento de Resistencia repitió la hazaña este domingo en el Florencio Sola al superar 2-1 a un desconocido Unión de Santa Fe, que arrancó en ventaja. Antes de los cinco minutos Ronald Huth se equivocó en la salida y Franco Fragapane supo capitalizar en el 1-0 luego de superar en dos tiempos al golero Juan Ignacio Carrera. El juguete de Capitanich supo asimilar el golpe tempranero. Comenzó a probar al juvenil Marcos Peano con tiros de larga distancia. Tuvo el empate pero un offside inexistente de Alexis Bulgarelli cobrado por el árbitro le ahogó el grito. Así terminó el primer tiempo con dos equipos muy parejos. El segundo tiempo le dio un nuevo escollo en la expulsión de Ángel Piz que rápidamente se equilibró cuando el chaqueño Nelson Acevedo se fue a las duchas en el Tatengue. Los diez minutos finales fueron de un sprint fulminante del Decano de Resistencia. Primero empató huth de tiro libre y al poco tiempo dio vuelta el marcador gracias al “Tanque” Luis Silba que no perdonó en el mano a mano con Peano. Los aurirrojos, verdugos de Racing en 32vos, siguen bajando equipos de Primera y serán el único representante del Federal A en octavos, donde los espera Atlético Rafaela que supo dejar a Lanús en el camino.

Hoy Independiente cerrará a las 21:10 los 16vos de final y tendrá un deja-vu de Nacional B. En el Ciudad de Lanús estará enfrente el Brown del Asterix ascensoril Pablo Vicó, cuya aldea de irreductibles en Adrogué resiste, todavía y como siempre, al invasor. Mientras que el miercoles en ese mismo estadio será el partido de 8vos del River de Gallardo, que viene de tropezar con suplentes en un amistoso ante Talleres. El bicampeón de la Copa tendrá como rival a un viejo conocido: Platense quien recién ascendió al Nacional B y buscará arrojar la piedra de la discordia.

Anuncios