CHAU, FELICIDADES

El día llego. Hoy cerramos una hermosa etapa de nuestra vida, sin reproches, sabiendo que dimos todo lo que pudimos dar por este maravilloso proyecto llamado La Refundación.

No hacen falta las explicaciones pero sí queremos transmitir el porqué de esta decisión. Hoy los tiempos, las ganas y las ideas no son las mismas de hace casi cuatro años. Si bien este sitio nació de un día para otro, con el correr del tiempo supimos plasmar un trabajo digno y coordinado. Todos los que escribimos post lo hacíamos pensando en dar ese plus, eso que no se encontraría en otro lugar. Creo que en un momento de la historia del sitio lo hemos logrado.

Sin embargo, en este momento sentimos que ya se cumplió un ciclo y que no tenemos mucho más para aportarle a un sitio al que le dimos todo de nosotros. De continuar traicionariamos ese espíritu, el de dar lo mejor.

Quiero agradecer a todos los que contribuyeron a que el sitio siga adelante todos estos años. A los que coordinaron el trabajo día a día, a los que aportaron post, a los comentadores y a los lectores silenciosos. Es decir a todos los que pusieron algo de sí, en algún período se su vida, para que La Refundación se convierta en una comunidad con sentimiento de pertenencia.

Por último, el sitio se encontrará en línea hasta julio del 2019 por si quieren bajar contenido  que sea de su interés antes de que deje de existir en la web. Por otro lado, no somos tan pocos pero sabemos dónde encontrarnos, las vías de contacto seguirán abiertas (mail, Facebook, Twitter, etc.)

¡Muchas gracias!

Anuncios